COPLANA

Carcoma

La carcoma vive en todo el mundo, dependiendo de la especie de carcoma el tamaño oscila entre 1,5 y 9mm de longitud. Es de color pardo o negro y tiene los ojos grandes, muy separados entre sí.

La carcoma sufre una metamorfosis completa. La larva es la que se come la madera y genera los orificios en la misma. La larva, en condiciones óptimas puede vivir incluso 7 años. En cambio, el adulto tiene una vida muy corta dado que una vez que la larva pasa a pupa y después a adulto, este solo vive unos pocos días, hasta que pone el huevos en alguna grieta y muere.

La carcoma es una plaga muy ligada al ser humano dado que prefiere lugares que estén a resguardo de la lluvia y del frio, características que encuentra en construcciones realizadas por los humanos siempre que estas tengan madera, dado que se alimentan de celulosa.
Prefieren madera seca a madera fresca, es muy raro que ataquen arboles vivos. Prefieren muebles y madera de construcción, generalmente antigua.

Indicios de carcoma:

La carcoma es una plaga sencilla de detectar y cuando se ven los primeros indicios aun no está muy desarrollada la plaga.

- Serrín: Cuando la carcoma adulta sale de los túneles a la superficie deja serrín fácilmente visible

- Agujeros: Cuando la carcoma adulta sale a la superficie deja un agujero en la madera. Dependiendo del tipo de carcoma estos agujeros tendrán diferentes características, lo que nos ayudará a clasificarla.

- Galerías: Este es uno de los principales indicios cuando la madera afectada es el parquet del suelo. Son difíciles de ver en otras maderas a no ser que la plaga ya esté muy extendida.

- Ejemplares adultos: Principalmente se ven en el periodo de Abril a Octubre, aunque se pueden ver durante todo el año. Se pueden ver ejemplares adultos ( parecidos a pequeños escarabajos) posados en paredes y techo o muertos en el suelo.

© 2019 Coplana - ThinkIt Studio